USTED ESTá AQUÍ: AMICLOR Curiosidades Curiosidades del PVC Cuando al agua la hacemos pasar por un tubo
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
BUSCAR
JA slide show
 

Cuando al agua la hacemos pasar por un tubo

Agua de calidad y garantía de potabilidad

Todos somos conscientes de la importancia de conservar y contribuir a proteger el agua. Esto resulta aún más importante cuando nos damos cuenta de que la demanda refleja un incremento constante y que se debe garantizar la existencia suficiente de agua para generaciones futuras con altos niveles de calidad. La gestión sostenible del agua es, por lo tanto, esencial para nuestras vidas.

Todas las exigencias para conseguir y mantener la calidad del agua para consumo humano, todos los esfuerzos para asegurar la mayor calidad de las tuberías no servirían de nada en el caso de una instalación mal ejecutada o un material inadecuado.

No sólo es importante la elección de materiales y productos certificados que garanticen su calidad, sino que la instalación también juega un papel fundamental en la salvaguardia de la calidad del agua y su gestión.

En los sistemas de distribución se pueden producir filtraciones del exterior, roturas, fugas, afectando todo ello negativamente a la calidad.

La legislación y normativa relacionada con el agua es cada vez más profusa y exigente. La Directiva de Productos de la Construcción (CPD) y la Directiva de Agua Potable (DWD) con su reciente transposición mediante Real Decreto 140, “Calidad del Agua de Consumo Humano”, tienen como objetivo principal asegurar su calidad con el fin de proteger la salud del consumidor, y por ello, afectan a todos los implicados en su gestión.

j2.04cuandoelagua

Las tuberías plásticas se someten a periódicos ensayos llevados a cabo no sólo por el propio fabricante, sino también por laboratorios externos que garantizan su idoneidad en el uso. Especial atención se presta a aquellos tubos y accesorios que conducen agua para consumo humano, verificando que no exista ningún efecto negativo sobre la calidad del agua que transportan.

Agua de calidad y tuberías de PVC

Los sistemas de tuberías de PVC se utilizan desde hace más de 40 años para la conducción de agua potable. Su buen comportamiento en la aplicación, sus ventajas frente a otros materiales y su excelente atoxicidad son características reconocidas en el mercado. Entre las numerosas ventajas que ofrecen las tuberías de PVC podemos encontrar algunas que inciden directamente sobre la calidad del agua que transportan.

 j2.04cuandoelagua2

Atoxicidad

Las tuberías de PVC son atóxicas, no transmitiendo ningún olor, color o sabor. Su empleo para conducción de agua potable está autorizado por todas las administraciones públicas y organismos sanitarios internacionales.

Resistentes al Crecimiento Microbiano

Tanto los tubos como accesorios de PVC usados en la distribución del agua potable en el interior de edificios, no favorecen el crecimiento de microorganismos. La ausencia de corrosión evita la formación del hábitat ideal para la proliferación de bacterias (alimento, sustrato resistente a desinfectantes,...) Además son inalterables por los métodos de desinfección usados comúnmente (alta temperatura y concentración de cloro).

Resistencia a la Abrasión

La resistencia del PVC a la abrasión es muy superior a la de otros materiales convencionales, donde la reducción del espesor de las paredes, por efecto de la erosión, conlleva un aumento de la tensión y por tanto una menor durabilidad, además de ceder partículas al agua que transporta.

Ligereza

Las tuberías de PVC tienen una densidad muy inferior a las tuberías de materiales tradicionales. El transporte y acarreo en obra es más fácil, y la operación de montaje se simplifica especialmente para diámetros inferiores a 1000 mm, para los cuales, puede no ser necesario el empleo de medios auxiliares como grúas, camiones pluma, etc.

Flexibilidad

La flexibilidad es la ventaja excepcional de los tubos de PVC enterrados, que les permite adaptarse perfectamente al terreno absorbiendo pequeños asentamientos diferenciales. Así mismo, la carga se distribuye entre el tubo y el terreno que tiene a su alrededor, mientras que el tubo rígido debe soportar la carga completa.

Menor Pérdida de Carga

El bajo coeficiente de rugosidad absoluta hace que la superficie interior de las tuberías plásticas sea sumamente lisa, produciendo unas pérdidas de carga muy inferiores a las producidas en otros materiales. A igualdad de diámetro se produce un mayor caudal transportable con la misma energía.

Esta baja rugosidad, junto a la menor adherencia y ausencia de incrustaciones (corrosión) en estos materiales, permite que la sección hidráulica útil del tubo se mantenga constante durante toda la vida del mismo, superior a 50 años.

Fácil Explotación de la Red

Las redes de tuberías de PVC instaladas son de fácil mantenimiento y reparación, debido a la gran gama de accesorios existentes y a su simplicidad de manipulación, permitiendo realizar acometidas, ampliaciones y operaciones como cortar, taladrar y empalmar de una forma rápida y segura.

Renovación de la Red

El envejecimiento de la red se suele manifestar en incrustaciones que disminuyen la sección y aumentan el rozamiento, en perforaciones y fisuras, deterioro de las uniones, disminución de la resistencia mecánica del tubo, etc.

Gracias a las características propias, las tuberías de PVC mantienen sus óptimas prestaciones durante su largo ciclo de vida. Además, son idóneas para la renovación y rehabilitación de las redes de conducción.

Reciclabilidad

El PVC usado en la fabricación de tubos y accesorios es reciclable. Existen programas para la recuperación y el reciclado de residuos de dichas tuberías que  favorecen así la reducción de volúmenes en vertederos y la reutilización de los recursos no renovables.

Económicas

- Las redes realizadas con tuberías de PVC son altamente competitivas, al presentar entre otras las siguientes ventajas:

Mejor transporte, sobre todo en zonas de difícil acceso

Manipulación más sencilla

Menor coste de mano de obra

Ausencia de medios auxiliares en algunos diámetros (grúas, etc.)

Coste de explotación más bajo, por su menor mantenimiento y mejor comportamiento hidráulico.

Menores pérdidas por su mejor estanquidad.

- El periodo de tiempo útil para el que se diseñan las tuberías de PVC es de 50 años. Las colectividades y organismos públicos deben considerar la gestión de sus redes de agua, teniéndolas en cuenta para el ciclo de vida completo:

Los costes de inversión y renovación de las infraestructuras.

Los costes de mantenimiento y reparación.

Los costes de consumo eléctrico, en los bombeos, durante toda su vida.

Las pérdidas de agua debidas a una falta de estanqueidad.

- Por lo cual, las razones económicas para usar tuberías de PVC son:

Ahorro en la manipulación y en el montaje de la instalación.

El empleo de un material que conserva sus propiedades, sin incrustaciones y sin corrosión.

Mínimas pérdidas de carga por rozamiento a lo largo de toda su vida útil.

Mantenimiento mínimo de la instalación.

Breve comparativo de las tuberías de PVC con otros materiales

VIDA ÚTIL
Hormigón armado Muy acotada. Vulnerable al ataque de gases en su zona superior interna, a la penetración de raíces, a suelos y aguas ácidas y a la acción de roedores. Es poroso y degradable. Ante situaciones determinadas de degradación, colapsa en forma instantánea
Metálico Muy acotada. Muy vulnerable a la acción de aguas y suelos ácidos. Su protección con zincado de fabricación no es suficiente para asegurar una vida útil adecuada al tipo de obras donde se utiliza. Debe proporcionársele una protección extra de un epoxi adecuado, que encarece el precio de la cañería en forma considerable. En suelos y/o aguas salinas, no puede ser utilizado, ya que el material es corroído rápidamente y la cañería colapsa.
PVC El PVC es un material plástico inerte, que una vez instalado posee una vida útil considerablemente superior a los otros tipos de cañería. El PVC no se degrada, no sufre ataque de suelos y aguas ácidas, corrosivas o salinas. El PVC no es poroso, no deja penetrar raíces y no permite ser atacado por roedores.
PESO
Hormigón armado Característica totalmente desfavorable para el producto, solo se fabrica con longitudes mayores a 1,20 m. A partir del diámetro 0,60m requiere para su colocación de equipo complementario, lo que aumenta el costo final de la cañería colocada.
Metálico Si bien su peso unitario es menor que el de Hormigón Armado, su manipulación no es sencilla para tramos superiores a 5 m. con long. mayores a 6 m. para su carga y colocación necesita equipo complementario, que eleva el costo final de la cañería terminada colocada.
PVC Es el producto de menor peso unitario. Esto lo convierte en un producto único en su estilo, optimizándose con él, tareas de carga, descarga, desplazamiento en obra y colocación. Elimina totalmente el elevado costo de alquiler o amortización de equipos complementarios. Gracias a su bajo peso unitario, se fabrica en tramos de hasta 12 m. y si la obra lo requiere, hasta 20m. de long.
TRASLADO
Hormigón armado Muy lento y costoso, se necesita de equipo complementario de carga y descarga y de mayor número de camiones.
Metálico Para diámetros superiores al metro, se necesita equipo complementario, e inclusive para distancias largas en obras se requiere de un camión o medio transporte.
PVC Otra de las características claves de este producto, son sus excelentes condiciones de traslado a grandes distancias o desplazamientos en obra. Dos operarios pueden trasladar en obra un tubo de 0,60 m. de diámetros y 12 m. de long. sin ayuda de equipo adicional.
CORTE
Hormigón armado Es prácticamente imposible lograr un corte parejo, sin daños en la cañería. Se utilizan métodos manuales lentos, y los encastres posteriores en cortes, son defectuosos.
Metálico Se deben utilizar métodos difíciles y complicados de organizar en obra, constituyéndose en otra de las características más negativas de este producto. Los cortes solo pueden ejecutarse mediante soldadoras halógenas o eléctricas, con un alto consumo de mano de obra y electrodos especiales de corte. Los cortes dejan bordes desparejos afilados, muy peligrosos para los operarios. Se verifican gran cantidad de accidentes de cortes en extremidades, producto de la peligrosidad de los bordes originales del tubo y más aún de bordes cortados.
PVC Otra de las características del producto que lo hace único, el corte se puede realizar fácilmente en forma manual con serrucho o amoladora, sin peligro de bordes filosos para los operarios.
DESEMPEÑO HIDRÁULICO
Hormigón armado Baja eficiencia en este aspecto, atendiendo a la mayor rugosidad de las paredes de Hormigón y sobre todo a las importantes pérdidas de carga localizadas en los encastres, que a su vez actúan como atrapaderos de material arrastrado.
Metálico Muy baja eficiencia en este aspecto, debido a las importantes pérdidas de carga localizadas en las juntas que también actúan como atrapaderos de material arrastrado y sobre todo por las ondas helicoidales del tubo.
PVC Posee la mayor eficiencia de los tres productos, menor coeficiente de fricción y sin irregularidades que produzcan pérdidas de carga importante.
PRECIO FINAL CAÑERÍA COLOCADA
Hormigón armado Posee el mayor precio final de los tres tipos de cañerías descritos, para diámetros mayores o iguales a 0,60m. y dependiendo de las condiciones y tipo de obra.
Metálico Se ubica en segundo lugar cuando compite sin tener en cuenta un revestimiento epoxi, ya que cuando lo considera, directamente queda fuera de competencia.
PVC Teniendo en cuenta todas las ventajas detalladas, sin ninguna duda, posee el menor precio final de cañería colocada.

Conclusión

Las ventajas que ofrece la utilización de sistemas de tuberías de PVC en redes de conducción de agua han sido sobradamente reconocidas mundialmente. Gracias a la amplia gama de productos, los tubos y accesorios ofrecen soluciones y garantías para los distintos sistemas de canalización.

 

Volver a Curiosidades PVC

 

Enlaces de Interés