USTED ESTá AQUÍ: AMICLOR Crónicas El Químico habla
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
BUSCAR
JA slide show
 

El Químico habla

Por: Por QFB Jorge Manuel Beltrán Peña

 La importancia del equilibrio del agua y los electrolitos en el organismo

 Los electrolitos son componentes esenciales de toda la materia viva. Los más importantes en el cuerpo humano son: sodio, potasio, cloro, bicarbonato, fosfato, calcio y magnesio. 

Los electrolitos se clasifican según su carga, en cationes si son de carga positiva y en aniones si son de carga negativa. En química clínica no se consideran a las proteínas y los aminoácidos como electrolitos aunque también contienen carga. 

k06.quimicohabla

 Las necesidades de electrolitos en la dieta varían mucho, deben ingerirse en pequeñas cantidades y cuando el consumo es escaso, el organismo las retiene. El calcio y el potasio se eliminan continuamente, por lo que se deben consumir regularmente para evitar su carencia. El consumo excesivo se compensa con su eliminación, principalmente por la orina. 

En el tubo digestivo se absorben aproximadamente nueve litros diariamente, entre agua de ingesta, saliva, jugo gástrico, bilis, jugo pancreático y un volumen no determinado de jugo intestinal. 

La reabsorción y secreción de agua y electrolitos se lleva a cabo en el intestino delgado, y junto con el colon, hormonas y neurotransmisores tienen función reguladora del agua y los electrolitos en el organismo. 

El sodio es el principal catión del líquido extracelular. Las funciones biológicas más importantes del sodio son: su participación en el balance osmótico de las células, la actividad eléctrica que genera a través de las membranas celulares y la activación de enzimas. 

k06.quimicohabla2 El nivel de sodio en el organismo depende de la relación entre la cantidad ingerida y la excretada en la orina. El potasio es el principal catión intracelular. El equilibrio de potasio está mediado por su excreción renal diaria con su ingestión, eliminándose una pequeña parte por el sudor y las heces.

El potasio es determinante para la osmolalidad de los líquidos corporales, y ejerce una gran influencia sobre la función neuromuscular, a la vez que participa como cofactor en diferentes procesos metabólicos. 

El cloro es el principal anión extracelular. La mayor parte de cloro que se ingiere en la dieta también queda absorbido, y el exceso se excreta junto con los cationes (sodio y potasio) en la orina. 

La concentración de cloro en el líquido extracelular es paralela a la del sodio y está influida por los mismos factores de regulación. Sin embargo, su reabsorción es pasiva en los túbulos proximales, y activa en los túbulos dístales de la corteza renal. 

No olvidemos pues la importancia que tiene para nuestro cuerpo los tres elementos: el Sodio, el Potasio y el Cloro.
 

Enlaces de Interés